¿Quieres conocer cuáles son las fases y etapas del diseño web? En esta oportunidad te mostraré la metodología más acertada para lograr un sitio web de calidad.

He preparado esta guía para que conozcas por qué es importante seguir una metodología precisa al momento de crear una página web. Además, te enseñaré qué tareas implica completar cada una de las etapas para tener lista tu página web.

Acompáñame y aprende todo lo necesario para que el nacimiento de tu web sea un éxito

Aprende las fases y etapas del diseño web Clic para tuitear

 

 

Te recomiendo leer: 10 pasos para elegir tu tema de WordPress

 

¿Qué es el diseño web?

Antes de adentrarnos en las fases del diseño web, es preciso conocer el concepto de diseño web para poder entenderlo todo. El diseño web es el proceso de análisis y desarrollo de un sitio web que aporte oportunidades a clientes y emprendedores. 

Un diseñador web garantiza la oportuna usabilidad web del sitio, además de una apariencia y sencillez amigables para el usuario. Además, es preciso que la web sea segura a través de distintos métodos.

Existen muchos tipos de páginas web que pueden ser diseñadas de manera profesional sin importar su propósito. Por ejemplo:

  • Webs corporativas.
  • Tiendas online.
  • Páginas de venta.
  • Blogs de temáticas variadas.
  • Páginas de servicios.
  • Catálogos online.
  • Foros y recursos web.

Aunque cada una tiene particularidades distintas, requieren una metodología muy acertada para llevar a cabo un desarrollo de éxito. Es por eso que quiero mostrarte cuáles son las etapas que deberás seguir o supervisar durante el desarrollo y diseño de tu sitio. 

 

Etapas del diseño web

Ya conoces qué es el diseño web, y cuáles son los tipos de webs que comúnmente son creadas según las necesidades de los usuarios. Es el momento de enseñarte cuáles son las etapas a seguir si quieres tener una web atractiva y funcional.

Aunque cada diseñador o agencia puede tener una metodología distinta, o nombrar de manera diferente a cada etapa, el proceso de creación siempre es el mismo. Se necesita de información y de planificación para comenzar un desarrollo que permita obtener un producto de calidad. 

 

Briefing

La información es fundamental para garantizar que las expectativas del cliente sean satisfechas por completo. De hecho, todo el desarrollo de la web depende de qué tan bien sea la comunicación entre cliente y diseñador.

En muchos casos, el contacto entre el cliente y el diseñador web se lleva a cabo de forma remota. Algunos clientes buscan diseñadores fuera de su ciudad o país, y esto dificulta que haya una reunión presencial. Yo utilizo Skype para las reuniones con clientes de fuera de Sevilla.

Pero si la agencia de diseño y el cliente están en la misma ciudad, entonces es conveniente que exista un encuentro personal para establecer las características del sitio web.

Sin embargo, esto no debe de influir, pues lo que se requiere de esta reunión es poder recopilar las necesidades del cliente. Es muy buena idea que un diseñador web cuente con un formato de entrevista donde se recojan las preguntas necesarias para dar inicio a la construcción de una web.

 

Las interrogantes necesarias a ser aclaradas en esta etapa del desarrollo son:

¿Qué esperas lograr con tu sitio web?

Se debe investigar sobre el estilo de la web y qué es lo que se desea obtener como meta fundamental del proyecto. Es preciso saber qué tipo de público atenderá la página web que estáis a punto de diseñar. No olvides preguntar también si ya la marca tiene recursos web como redes sociales o un canal de Youtube que se desee integrar. 

¿Cuáles son los objetivos a corto y mediano plazo?

Además de saber el objetivo general de la página web, es necesario conocer cuáles son los objetivos inmediatos que se esperan en esta plataforma online. De esta forma entendemos las expectativas del cliente según un rango de tiempo corto. 

¿Qué deseas obtener de los usuarios que visitan tu página?

El desarrollador debe preguntar qué es lo que se espera exactamente de los visitantes del sitio web. Esto dependerá del estilo de la página, y del volumen de visitas que se esperen.

Puede que se trate de una página de servicios online como un banco, una app en línea, o cualquier sistema de registro. De ser así, entonces la planificación será diferente a un blog informativo, o un portal de funnel de ventas. 

¿Qué estilos y colores definen tu marca?

Para poder planificar la apariencia de la web, es necesario conocer todos los elementos que conforman la identidad de marca del proyecto. De esta forma tenemos la posibilidad de definir combinaciones en colores, fuentes, formas, y disposición del contenido. 

Además de ello se conversan asuntos relacionados con los tiempos de entrega y presupuesto. Cada detalle que se necesite conocer debe ser aclarado en esta etapa. Es importante establecer los canales de comunicación permanente para ir aclarando dudas en el transcurso del proyecto. 

Tanto el cliente como el diseñador deben ser muy sinceros en estas reuniones iniciales. Además, los desarrolladores están en el deber de orientar al cliente en términos o conceptos que pueden resultar abstractos para muchas personas. 

A partir de todo lo conversado se construye el Briefing como plan a seguir para garantizar una web con excelentes métricas de apariencia y desempeño.

 

Investigación y planificación

Una vez elaborado el Briefing de apoyo para la ejecución del proyecto, empieza la etapa de planificación de actividades. Es aquí donde se establecen y asignan los recursos a emplear para el desarollo del sitio web. 

Se debe indagar en el modelo de negocios de la web y del nicho en que se desenvuelve. De esta manera encontraremos ideas muy claras para comenzar el diseño de una web atractiva y eficaz. 

Puedes dividir la investigación en varias áreas para facilitar las tareas, y que se mantenga un orden en el desarrollo del sitio. Estas áreas de investigación y planificación se componen por:

  • Análisis funcional de la web: Debes definir de manera concreta cómo será el funcionamiento del sitio web a partir de las reuniones realizadas en la fase anterior.
  • Arquitectura del sitio: Cuál es la arquitectura más conveniente para la navegación del usuario a través del sitio web. 
  • Tecnologías a implementar: Qué lenguajes de programación, CMSs o plugins serán útiles para la creación de la web. También se incluyen otros programas como editores de imágenes o de vídeo. 
  • Tiempo estimado: Puedes realizar una agenda con el tiempo estimado en que planeas tener cada módulo o espacio de la web. 

Para llegar a la mejor conclusión sobre las tecnologías a implementar, y otros detalles funcionales que se establecen en esta fase, puedes apoyarte en la competencia. Mira qué tecnologías están usando los competidores que están teniendo éxito, y evalúa cuáles pueden ser adoptas por la web que vais a desarrollar. 

 

Diseño

En base a todo lo anteriormente dicho, es el momento de crear un modelo o prototipo visual de tu página en Internet. Se trabaja el diseño conceptual del sitio a través de diagramas UML, y diagramas de caso de uso.

Si se trata de un sistema en línea, un diagrama entidad relación es un formato muy ventajoso para delimitar el comportamiento de los usuarios de tu web. Además, es útil para definir niveles de usuarios con distintos accesos y permisos.

Todo el proceso de diseño conceptual debe estar muy bien documentado para que pueda ser revisado tanto por el cliente, como por los desarrolladores. 

En esta fase también se trabaja el diseño gráfico de la web, elaborando una propuesta para todas las vistas del sitio. Se le presentan al cliente distintas propuestas que te permitirán realizar los ajustes necesarios. 

 

Desarrollo

En esta fase ha llegado el momento de ejecutar todas las actividades y tareas necesarias para convertir la propuesta en realidad. Es, probablemente, la etapa que requiera más tiempo, concentración, y conocimientos sobre la estructura de la web. 

Los programadores deben colocar todo su empeño y experiencia en construir las líneas de código que se necesiten para maquetar la página. Buena parte del trabajo de construcción de una web se puede llevar a cabo en un CMS. 

Esto permitirá el ahorro de tiempo y esfuerzo por parte de los diseñadores. Pero desarrollar una web con un CMS no significa que no se deban tener sólidos conocimientos en lenguajes de programación. 

Los lenguajes de programación más usados en esta época para la creación de sitios web son:

  • PHP: Se utiliza principalmente en los casos en que se trabaje programación orientada a objetos en sistemas en línea. En muchos proyectos creados a partir de gestores de contenido verás la generación automática de mucho código PHP.
  • HTML: El código HTML es el que define el orden, apariencia, y disposición del contenido dentro de una página web. Debe ser el lenguaje de programación que más domine un diseñador web, pues representa la base para la creación de sitios en internet. 
  • JavaScript: Corresponde a un lenguaje usado para dar funcionalidad a las acciones que los usuarios completen dentro de un sitio web. Se ejecuta del lado del cliente, y permite el dinamismo de las páginas web Se considera como uno de los lenguajes que mejor puede llegar a interpretar Google después del HTML. 
  • CSS: Son hojas de estilo donde se definen asuntos relacionados con la apariencia y comportamiento del sitio web. Es una gran ventaja contar con estas hojas de estilo, pues te permiten modificar el aspecto de toda tu web en tan solo unos minutos.  
  • SQL: Estos códigos te permiten realizar consultas directas a la base de datos, obteniendo respuestas precisas según los parámetros indicados. Muchos frameworks generan de manera automática estas consultas, pero un buen desarrollador web debe manejar este lenguaje a la perfección. 

 

SEO on page

Al tener lista la web es necesario trabajar en su optimización SEO interna. Desde la creación de la página debes ir prestando atención a muchos elementos que se relacionan con el SEO on page.

Por ejemplo, la elección de una plantilla ligera, el uso de imágenes en formato comprimido, y una arquitectura web amigable son parte del SEO on page. Todo esto puede adelantarse muy bien desde la etapa de diseño. Incluso, en la etapa de desarrollo puedes asegurarte de que tu código fuente esté bien estructurado y comprimido.

Pero al tener el sitio web listo, es necesario ir agregando contenido, y este contenido debe estar orientado al SEO. Empieza por mirar cuáles son las URLs que serán indexables para los motores de búsqueda, y cuáles debes declarar como noindex.

Me refiero a las URLs que no aporten valor a las búsquedas de Google, ni contengan una estructura o planificación adecuada de palabras clave. Por otro lado, todo el contenido indexable debe contener texto con calidad y valor para el posicionamiento.

Realiza un estudio de palabras clave según el público objetivo a atacar. Recuerda además colocar los ALT de las imágenes con atributos que identifiquen su palabra clave o función dentro de la web. 

Justo antes del lanzamiento de la web debes hacer un análisis del SEO on page del sitio. Esto permitirá saber si se está cerca de alcanzar los objetivos de posicionamiento definidos. 

 

Lanzamiento

Cuando ya todo está listo y optimizado en el sitio web en el desarrollo, lo que sigue es el lanzamiento de la página. Esto dependerá de los acuerdos o los planes que se tengan en cuanto a la publicación de la web.

El lanzamiento de una web puede ir acompañado de una estrategia de marketing que atraiga muchos visitantes iniciales.  Puede que el proyecto o la empresa lleven semanas anunciando en redes sociales el lanzamiento de la web.

Entonces se escoge una fecha para este evento, y se publica la URL con la web lista en distintas plataformas sociales. Otra manera de hacer oficial la puesta en marcha de una página web es indexándola en los motores de búsqueda.

 

Mantenimiento

El trabajo de un diseñador web no acaba con la entrega del producto. Es necesario garantizar al cliente el soporte de usuario correspondiente para el sitio que se ha creado.

Al momento de entregar un web es posible que todo esté funcionando correctamente. Sin embargo, con el flujo de tráfico de visitantes, o la llegada de nuevos registros de la base de datos, puede que todo cambie. 

Aún estando todo controlado es necesario ejecutar acciones que garanticen el correcto funcionamiento de la web a largo plazo. Entre las tareas de mantenimiento web que se deben cumplir están:

  • Copias de seguridad.
  • Actualizaciones.
  • Cambios puntuales en el contenido o estructura. 
  • Optimización de procesos.
  • Restablecimiento de la web en caso de caída.
  • Corregir redirecciones y enlaces rotos.

Cumplir de manera adecuada y controlada con las etapas del Diseño web garantiza que obtendrás un producto de calidad. Enfócate en construir un plan organizado, colocando elementos que tú consideres necesario para ampliar su alcance o efectividad. 

 

Te recomiendo leer: Cómo diseñar una página web

 

¡Compártelo y déjame un comentario, gracias!

Raúl Sánchez consultor SEO y diseñador web

Consultor SEO y diseñador web. Apasionado del Marketing Digital, Ayudo a empresas y autónomos a despegar y crecer en internet.
Con mis conocimientos en SEO y diseño web, consigo lograr que tengan más visibilidad y consigan sus objetivos.

Sígueme en Facebook Sígueme en Instagram Sígueme en Linkedin Sígueme en Twitter

× ¿Cómo puedo ayudarte?
Twittear
Pin
Compartir
Compartir

#FrenarLaCurva