Qué son los enlaces nofollow y dofollow
4.9 (97.78%) 9 vote[s]

Uno de los elementos clave para que Google coloque tu página en las primeras posiciones es el linkbuilding, es decir, los enlaces que salen y entran desde y hacia tu  página web.

Estos enlaces son clave para que una página escale posiciones hasta llegar al tan deseado top1 de Google. Para hacerlo de forma correcta es necesario saber distinguir entre enlaces nofollow y enlaces dofollow.Enlaces nofollow y enlaces dofollow, cómo utilizarlos en beneficio de tu posicionamiento SEO Clic para tuitear

Te recomiendo leer: ¿Qué es el SEO Onpage y por qué es tan importante?

 

¿Qué son los enlaces DoFollow?

 

Verás, todas las páginas posicionadas en los buscadores, desde el primer puesto, hasta el último, tienen autoridad, o un “impacto SEO” que han ido obteniendo desde que éste está operativo.

Es lo que hace unos años se le conocía como PageRank y media la autoridad de cada página pero dejó de estar vigente.

Cuando una página enlaza a otra página, le transfiere parte de ese PageRank, y es lo que se le conoce “link juice”.

Piensa en estos enlaces como un punto que concede Google a dicha página: cuantos más enlaces, más puntos, y cuantos más puntos, mayor autoridad tiene dicha página.

Un enlace dofollow es aquel enlace desde una página a otra, que permite la transferencia de ese PageRank a la página hacia donde está dirigido dicho enlace.

Cuanto más PageRank tenga el sitio que enlaza, más poderoso ese ese enlace. Imagina el poder que tiene un enlace de The New York Times, Wikipedia, la BBC, etc.

Por eso una buena estrategia de linkbuilding se centra en obtener enlaces de páginas web con PageRank alto. Quizá no la BBC, pero sí de los sitios con mejor autoridad de tu propio nicho.

No, no es tarea fácil, pero es que el posicionamiento SEO tampoco lo es.

 

¿Qué son los enlaces NoFollow?

 

Un enlace NoFollow es aquel que NO permite la transferencia de autoridad a la página a dónde se enlaza. Se añade muy fácilmente dentro del código HTML, quedando de ésta forma:

<a href=»http://www.paginaweb.com/» rel=»nofollow»> Texto del enlace </a>

En otras palabras, esta etiqueta llamada “NoFollow” es una forma de decirle a Google: “Oye, enlazo a este dominio, pero no hagas caso a este enlace”.

Quizá suene cruel que alguien enlace sin echarle una mano, pero hay una razón poderosa para ello.

Piensa en la Wikipedia: todos pueden añadir contenido, editarla, corregirla, a eso añade el hecho de que hablamos de una de las páginas web más importantes del mundo. ¿Quién no querría ir a editarla para poner un enlace hacia su propia página web?

Después de todo, obtener enlaces entrantes es parte de una buena estrategia de linkbuilding.

Para evitarlo Google creó esa etiqueta, con el fin de distinguir enlaces nofollow y dofollow, y así poder evitar que todos los que estamos en la búsqueda de enlaces llenemos de spam sitios como la Wikipedia.

Ahora tiene más usos, pero eso lo veremos más adelante.

 

¿Cómo diferenciar entre enlaces dofollow y nofollow?

 

Distinguir qué tipo de enlaces es a simple vista es imposible, porque tan solo veremos un enlace normal. Para saberlo, debes ver el código de la página. Vamos a ver cómo se hace con Google Chrome.

Vé a la página que deseas analizar, y haz clic con el botón derecho del ratón y haz clic en donde dice “Inspeccionar”.

Verás ahora la pantalla dividida en dos. Al lado izquierdo está la página normal, y la parte derecha contiene el código de ésta. Allí está resaltado el elemento al que has deseado inspeccionar; el enlace, en este caso.

Y es ahí donde puedes ver si el enlace contiene la etiqueta NoFollow.

La siguiente captura es un ejemplo de éste tipo de enlace.

Enlace Nofollow

Sí, este método es muy arcaico y después de revisar muchos enlaces resultará una pérdida de tiempo hacerlo así. Para averiguar qué tipo de enlaces es, tenemos algo mucho más sencillo y rápido: las extensiones.

Si utilizas el navegador Mozilla Firefox está la extensión NoFollow Advanced, y para Chrome es Strike Out NoFollow Links que coloca automáticamente una línea en todos los enlaces nofollow.

Como casi todos usamos Chrome, te dejo aquí la captura de los enlaces salientes de un artículo de la Wikipedia: todos son enlaces nofollow.

Strike out nofollow links

Como ves, con las extensiones es muy sencillo distinguir entre enlaces nofollow y dofollow a simple vista y sin mayores complicaciones.

 

¿Cuándo usar un enlace nofollow y cuándo un enlace dofollow?

 

Bien, ahora que sabes qué son los enlaces nofollow y dofollow, cuál es su papel dentro del posicionamiento y cómo distinguirlos veamos ¿cómo puedes usarlos en tu propio blog?, ¿cómo saber cuándo utilizar cada uno? Intentaré explicártelo.

Como bien sabes, en cada contenido que crees en tu página, y a fin de posicionarla bien dentro de Google, es bueno enlazar a páginas con una temática relacionada que enriquezca dicho contenido. Es más, muchos aseguran que no tendrás tráfico orgánico sin enlaces. Hasta aquí todo claro.

Lo que quizá no sepas, aunque te suene contradictorio, es que cualquier tipo de enlace ayuda al SEO. Los enlaces dofollow ya sabes que sí transfieren el PageRank a su página de destino.

Así que el criterio para utilizarlo será mucho más sencillo.

Quieres decirle a Google y a tus lectores que tu contenido es de calidad y merece que te envíe tráfico, así que para complementar enlazas a sitios de igual o superior calidad que tu propia página. Ojo: funciona tango con enlaces internos dentro de tu propio blog, como con enlaces externos. Puedes ayudar incluso a colegas enviando enlaces para que obtengan tráfico y que Google los vea con mejores ojos que hasta ahora.

Así, enlazando a sitios de calidad, irás construyendo tu propia autoridad. Eso es genial. Pero a Google le gusta la variedad, y también debes tener enlaces nofollow.

La etiqueta Nofollow puede ser buena para SEO: la mayoría de los expertos en SEO usan esta etiqueta para bloquear enlaces a contenido no confiable. Estos enlaces pertenecen a enlaces pagados, foros, comentarios de blogs y contenido de dudosa reputación.

Por ejemplo, si logras hacer networking con el sitio web con mayor autoridad de tu nicho, le puedes pedir un enlace, y quizá esa persona dude que tu blog sea serio o con suficiente reputación, o incluso sospeche que Google considere ese enlace como pagado, así que te enlazará sin enviarte link juice. No te preocupes, es parte del linkbuilding.

Quizá no recibas el empujón que esperabas, pero sí puede enviarte tráfico desde ese enlace, y has tenido un alcance cualitativo: has logrado que unos cientos de personas sepan de tu existencia.

Si tu página o tienda con una buena posición en buscadores, por ejemplo, llama la atención de algún negocio y desea anunciarse en tu sitio, entonces es obvio que no quieres que Google lo sepa, y es un buen caso para usar un enlace sin seguimiento.

Por el contrario, si llega una persona y te ofrece un artículo como autor invitado a tu blog y en su biografía coloca un enlace a su blog, una amable manera de agradecérselo es hacer un enlace dofollow y decirle a Google que es un sitio confiable.

Lo mismo sucede si entrevistas a alguien; deseas regalarle algo por su tiempo y el enlace es una forma de hacerlo. Eso sí, debes cuidar el anclaje de los enlaces, el anchor text, para que el enlace sea natural y no resulte sospechoso; de esto te hablaré enseguida con más detalle.

Debes tener en cuenta que los artículos patrocinados, los enlaces de publicidad, y el contenido pobre no deben llevar seguimiento porque pueden restarte puntos.

No hay reglas escritas sobre cuándo usar y cuándo no enlaces nofollow y dofollow, pero creo que con estas pequeñas pautas podrás tener un criterio propio de cómo utilizar ambos tipos de enlaces.

Antes de terminar este apartado, debes saber que Google sospecha cuando todos los enlaces son iguales, tanto dofollow como nofollow. La clave está en la variedad y en un criterio uniforme.

Video explicativo por Matt Cutts Google abordando el tema

 

 

¿Cuál es la proporción correcta de enlaces nofollow y dofollow?

 

A estas alturas, ya tienes claro todos los enlaces nofollow y dofollow y que deberías usar ambos con un criterio.

Pero un buen SEO no se queda ahí, sino que querrá saber exactamente el porcentaje de los dos tipos de enlaces en cada contenido de tu página web. Y no es fácil, porque si tienes muchos enlaces que se siguen, Google no le dará valor a ese contenido y no te dará la importancia que deseas o te mereces.

Por otro lado, si muchos de sus enlaces no se siguen, Google no penalizará tu sitio, pero tendrás dificultades para obtener una alta clasificación en las páginas de resultados, únicamente porque los enlaces de nofollow no mejoran las clasificaciones de búsqueda.

Lo que realmente le preocupa a Google es la relevancia de tus enlaces. Incluso si los enlaces no proporcionan valor a tu SEO, éstos sí podrían ser valiosos para los usuarios.

Un enlace de un sitio de referencia que no esté relacionado con tu nicho o tema puede no ser útil para las personas cuando hacen clic en él.

No importa si el enlace es dofollow o nofollow. Por lo tanto, esto conducirá a una elevada tasa de rebote.

La regla entonces es ésta: Posicionar más alto significa ofrecer un tremendo valor para tus lectores.

Cuando entiendas este objetivo como el más importante, te atreverás a dedicar el tiempo adecuado a tu contenido y a crear una obra maestra con la que las personas se vincularán de forma natural.

Tu contenido, enlaces, enfoque y similares son vitales cuando estás buscando mejorar tu linkbuilding.

Al igual que el perfil del usuario en Facebook contiene su nombre completo, dirección, país, pasatiempos, y más, tu perfil de enlaces sirve como puerta de entrada para que los motores de búsqueda tomen decisiones más inteligentes sobre dónde colocar tus contenidos en sus páginas de resultados.

Por tanto, la clave está en la naturalidad de tus enlaces.

Todo lo que hagas debe ser y parecer natural, sin que haya sospecha de que esté colocado allí a la fuerza.

Lo que nos lleva a una conclusión: es más importante la calidad que la cantidad de los enlaces.

Cuando hablamos de naturalidad, hablamos de:

  • Que se consigan a una velocidad normal
  • Que sean relevantes para los lectores
  • Que no se usen anclajes artificiales en los enlaces

Y valen tanto para los enlaces entrantes, salientes y de seguimiento o no seguimiento.

Rav Smith, de Raxix Technologies asegura que el ratio ideal, y natural, es de 50/50 de enlaces nofollow y dofollow, pero incluso puede que un 40/60 pueda ser más natural incluso.

Pero lo que aún debes cuidar con mimo es la proporción en los textos de anclaje, o anchor texts.

Por ejemplo, si tienes una tienda de móviles, y siempre utilizas el anchor text “tienda de móviles”, parecerá muy raro.

Así que mejor distribuye tus anchor texts, y puedes utilizar los siguientes criterios:

  • La marca, por ejemplo “nuestras mochilas Sasuke”
  • Nombre de la marca, por ejemplo, Sony, Netflix
  • Marca + Palabra Clave, que puedes utilizar para decir a qué te dedicas y dar a conocer tu marca, por ejemplo “los mejores artículos en cosmología de Carl Sagan”
  • Concordancia exacta, algo así como los EMD: “experto SEO en Madrid”
  • Frase o slogan, que defina tu blog o el que enlazas, por ejemplo “el SEO que funciona, por Raúl Sánchez”
  • Algo genérico, sin usar ninguna palabra clave ni marca en el anchor text, como “visita el sitio”, “lee el artículo aquí”

Realmente no existe la receta secreta y Google no nos ha dicho, y creo que jamás lo hará, la proporción exacta de enlaces nofollow y dofollow que considera ideal y cuál es la que considera sospechosa.

Procura centrarte más en aportar el máximo valor posible a tus lectores, siendo siempre natural y siempre variando las palabras que uses como anchor.

No olvides que los los dos tipos de enlaces aportan valor, unos te aportan valor en SEO y el otro te aporta tráfico y creación de conciencia a un público nuevo, y utilizarlos de forma variada es la clave para escalar posiciones y conseguir el éxito: tráfico orgánico.

 

Te recomiendo leer: Cómo saber mi posicionamiento web en Google

Te recomiendo leer: La guía de enlazado perfecto

¡Compártelo y dame tu puntuación!

Qué son los enlaces nofollow y dofollow
4.9 (97.78%) 9 vote[s]

Raúl consultor SEO freelanceRaúl Sánchez

Consultor SEO y diseñador web. Apasionado del Marketing Digital, ayudo a empresas y autónomos en la transformación digital de sus empresas en internet.
Con mis conocimientos en SEO y diseño web consigo lograr que las empresas tengan visibilidad en internet y consigan los objetivos.

Sígueme

Síguenos en Linkedin Síguenos en Instagram

Agencia de Marketing Digital en Sevilla

RECIBE ANTES QUE NADIE LO ÚLTIMO DE MI BLOG

Blog de Marketing Digital, especializado en SEO, Diseño Web y Social Media. ¡DESPEGAMOS TU NEGOCIO EN INTERNET!

Prometo no hacer SPAM 😉

* indicates required
Consentimiento

*** RESPONSABLE: Raúl Sánchez Campos *** FINALIDAD: enviarte mis nuevos contenidos y lo que vea que puede interesarte (Nada de SPAM) *** LEGITIMACIÓN: tu consentimiento (que estás de acuerdo) DESTINATARIOS: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de MailChimp (proveedor de email marketing de seowebsevilla.com) fuera de la UE en EEUU. MailChimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. *** DERECHOS: por supuesto tienes derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

You have Successfully Subscribed!

WhatsApp chat
93 Compartir
Twittear
Pin
Compartir93
Compartir